Principales Fuentes de Energía en el Deporte

Cuando se trata de practicar deportes en general, es crucial entender las principales fuentes de energía que el cuerpo utiliza durante el ejercicio. Las grasas y los carbohidratos son los dos combustibles principales que impulsan nuestro rendimiento atlético.

Las grasas actúan como una reserva prácticamente ilimitada de energía en nuestro cuerpo. Sin embargo, su tasa de entrega es relativamente baja, lo que significa que si confiamos únicamente en las grasas como fuente de energía, nuestra capacidad para alcanzar la máxima intensidad o velocidad se verá limitada.

En cambio, los carbohidratos son una fuente de energía más eficiente durante el ejercicio. Proporcionan una mayor cantidad de energía por segundo en comparación con las grasas. No obstante, el almacenamiento de carbohidratos en el cuerpo es limitado. En promedio, una persona con una adecuada carga de carbohidratos puede almacenar entre 500 y 800 gramos de carbohidratos, lo que ofrece suficiente energía para practicar deportes durante aproximadamente una a tres horas, dependiendo de la intensidad del esfuerzo.

Es por esta razón que se recomienda el consumo de carbohidratos durante la práctica de deportes, y también por qué aquellos que no lo hacen pueden experimentar la temida sensación de «tocar fondo» al agotarse los carbohidratos.

Sin embargo, es importante destacar que cargar carbohidratos no significa «comer todo lo que puedas el día anterior». Se trata de una estrategia planificada que busca optimizar el almacenamiento de carbohidratos en el cuerpo.

¿Necesito Cargar Carbohidratos?

Dado que los carbohidratos son fundamentales para mantener la intensidad durante el ejercicio, es esencial considerar estrategias para asegurar reservas óptimas de glucógeno (la forma en que el cuerpo almacena carbohidratos) en los días previos a una competencia.

Reducir la carga de entrenamiento puede contribuir a gastar menos energía, mientras que aumentar el consumo de alimentos ricos en carbohidratos desempeñará un papel clave en este proceso. No obstante, es crucial no confundir la carga de carbohidratos con el exceso de comida.

En lugar de eso, se recomienda ajustar la ingesta de alimentos al reducir la cantidad de proteína y grasas consumidas, a fin de hacer espacio para una mayor cantidad de carbohidratos. Un deportista promedio debe consumir alrededor de 4-7 gramos de carbohidratos por kilogramo de peso al día. Este consumo aumentará a 8-10 gramos por kilogramo de peso corporal en los días previos a la competencia, lo que proporciona la cantidad necesaria de carbohidratos para un rendimiento óptimo.

octubre 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?